News

Lo que la indignación en China por ‘El problema de los 3 cuerpos’ revela del país

Los primeros cinco minutos de la serie de Netflix El problema de los 3 cuerpos fueron difíciles de ver.

Intenté no cerrar los ojos ante la paliza a sangre fría propinada a un profesor de física en plena Revolución Cultural, en 1967. Al terminar el castigo, el profesor está muerto, cubierto de sangre y con heridas atroces por toda la cabeza y el cuerpo. Su hija, también física, presenció la ejecución pública. Ella terminaría perdiendo la esperanza en la humanidad.

Me obligué a ver esta violenta escena. Nunca había visto lo que se conoce como sesión de lucha, representada con detalles en pantalla. También me sentí obligada a verla por cómo se ha recibido en China la serie, una adaptación de Netflix de las obras de ciencia ficción más célebres del país.

En las redes sociales chinas, los comentaristas objetaron que la serie no esté ambientada íntegramente en China; que los protagonistas no son todos chinos, sino de diversas razas; que uno de los personajes principales ha sido cambiado de hombre a mujer y, en su opinión, la actriz no era lo suficientemente guapa. Citaron muchos otros supuestos defectos.

El problema de los 3 cuerpos, una trilogía apocalíptica sobre las reacciones de la humanidad ante una futura invasión alienígena que vendió millones de ejemplares en chino y en más de una decena de idiomas, es una de las novelas chinas más conocidas del mundo publicadas en las últimas décadas. Barack Obama es fan. China no tiene muchas exportaciones culturales de tanto éxito.

Related Articles

Back to top button